22 febrero 2017

Arrimaderos de azulejos




Los arrimaderos de azulejos, los que nosotros llamamos zócalos, tuvieron una gran difusión en la arquitectura de finales del siglo XIX y principios del XX, pero tuvieron un espectacular auge en los años 20, con la vuelta de los regionalismos y "noucentisme" catalán a la arquitectura.

Cartagena se revistió de azulejos en calles, paseos, jardines, patios, portales de entrada, escaleras de edificios, etc. El azulejo estaba considerado como "ideal" por su superficie resistente y fácilmente limpiable, lo que le confería un carácter higiénico muy solicitado en esa época. Si a esto le sumamos que por sí solos sirven de decoración permanente, el éxito estaba asegurado.

En los arrimaderos se solían colocar azulejos que se producían en serie, y los almacenes de la ciudad distribuían azulejos de las principales casas nacionales, sobre todo de Castellón, Valencia y Sevilla, aunque también encontramos algunos excepcionales de Barcelona.

Por desgracia, el desconocimiento de su valor patrimonial ha hecho que sean eliminados en muchísimos casos, a veces por no saber realizar una buena restauración, o simplemente por no mirar más allá del gusto estético.

El azulejo que muestro es un modelo que estuvo en varias viviendas en Cartagena y que actualmente han desparecido en todas menos en el Parque de Artillería, de donde ha sido esta fotografía.

(C) JARM

20 febrero 2017

Detalles artísticos en El Regidor



Como El Regidor es conocido este edificio diseñado por el arquitecto Tomás Rico Valarino en julio de 1903 para oficinas de la Compañía del Ensanche y Saneamiento de Cartagena. Está situado ya en el ensanche de la ciudad en la confluencia de las calles Ángel Bruna y Paseo Alfonso XIII.

Si nos adentramos en el portal de acceso al edificio podemos comprobar que se mantiene con la decoración y carpintería originales. Hoy he querido traer un detalle de la parte inferior de la fotografía que nos indica la fecha de 1904, que será la fecha de acabado del edificio. Este detalle está realizado en la carpintería de madera de la segunda puerta y viene bien observarlo de cerca para apreciar el trabajo del ebanista que lo realizó. En la parte superior de la fotografía podemos ver la escocia decorativa que recorre el perímetro del espacio y que sirve de arranque del artesonado del techo, que mostraré otro día.

(C) JARM

15 febrero 2017

Detalles modernistas en la estación de Cartagena



Como suele pasar con nuestras prisas diarias es que no nos fijamos en los detalles que nos rodean. Cuando hablamos de la estación de tren más aún, pues suele ser habitual llegar con el tiempo justo, y lo último en que piensas es en pararte a contemplar la fachada.

Uno de estos elementos que suelen pasar desapercibidos está precisamente en la entrada a la estación, punto de paso obligado para entrar a ella. Se trata de uno de los detalles modernistas más interesantes de la estación, la marquesina de acero y cristal, con unas ménsulas que la soportan a modo de "costillas" que están caladas con formas de inspiración vegetal.

La marquesina es de los últimos elementos que se colocaron en el edificio, realizada por la empresa Jareño y Compañía, de Madrid, la misma que hizo el ventanal semicircular y las puertas de acceso. El diseño tan interesante fue trabajo del ingeniero José Cebada.

(C) JARM

31 enero 2017

Torre Nueva. Declarada BIC



El pasado 20 de enero nos levantábamos con la grata noticia de que Torre Nueva, en Pozo Estrecho, era declarada BIC. Todos sabemos que la declaración BIC no supone, por desgracia, una garantía de conservación. Villa Calamari, el Monasterio de San Ginés de la Jara o nuestros molinos son claros ejemplos de que ser BIC, por sí solo, no es la solución para nuestro patrimonio.

En este caso, se trata de una casa que se conserva perfectamente. Gracias a la labor de sus actuales dueños que, con no poco esfuerzo, están consiguiendo que el edificio se mantenga en condiciones y conserve la esencia de este tipo de edificaciones. Un ejemplo más, de que nuestro patrimonio necesita tener un uso, de dueños con sensibilidad por el patrimonio y, de una administración eficaz en la gestión del patrimonio.

En la fotografía podemos observar la finca que rodea la casa con una curiosa "pajarera" de azulejería en damero blanco y verde con su enganche y todo para poder "colgarla" como si de una jaula doméstica fuera. Al fondo parte de la denominada "Torre Nueva", nombre que tenía esta casa porque parece que estrenó torre varias veces. No hay constancia de autoría del edificio, aunque sabemos que fue levantada por un constructor madrileño llamado Pedro Bernabé, que trabajó para la familia Moreno en varias obras. Según Francisco J. Pérez Rojas, Pedro Bernabé fue el autor del proyecto, aunque en investigaciones que he ido realizando tengo mis dudas sobre este extremo. Lo que es seguro es que fuera el constructor y por este motivo es posible que se le asignara la autoría. Enigma que esperamos resolver algún día. Siempre puede surgir un plano, un documento un dato que pueda confirmar una u otra teoría. De momento, celebramos por todo lo alto que esta finca se conserve tan magníficamente y que haya sido declarada BIC.

(C) JARM

25 enero 2017

La librería Athenas y un Libro Solidario




Hoy traigo a esta página una imagen de un elemento desaparecido. No suelo poner fotos de piezas desaparecidas, pero la ocasión lo merece. Se trata de recordar uno de los comercios tradicionales de la ciudad de Cartagena, la librería Athenas, donde particularmente compraba a Antonio Fidel libros sobre Cartagena. Durante años iba de vez en cuando a charlar con él y preguntar por las novedades. Casi todos los libros de temática cartagenera que tengo salieron de esta librería. Cuántas cosas descubrí gracias al asesoramiento de Antonio Fidel.

Este recuerdo viene a colación de la campaña de mecenazgo que realiza Juan Ignacio Ferrández para publicar un magnífico libro solidario.

Todos conocemos la labor investigadora de Juan Ignacio Ferrández, lo que le ha merecido varias distinciones en la ciudad y recientemente nombrado uno de los cronistas oficiales de Cartagena. Pero hay una faceta de esta gran amigo, y mejor persona, que sorprende sobremanera, y se trata de su gran labor solidaria. En cada proyecto que tiene para la difusión de patrimonio y de nuestra historia lleva aparejada una labor solidaria. En un mundo en el que prevalece el egoísmo, la autocomplacencia, y la incultura, Juan Ignacio se convierte en un torrente de aire fresco y de esperanza para nuestra sociedad.

Su último proyecto, el libro "Comercios antiguos de Cartagena y su publicidad" le ha llevado muchos años de recopilación de información, principalmente gráfica. Cuántas veces me ha comentado la ilusión que le hacía terminarlo para poder publicarlo y sacar a la luz esos magníficos panfletos y carteles de publicidad de los comercios de nuestra ciudad que ha ido recopilando durante tantos años. Debido a un duro golpe en la familia por culpa del cáncer, tuvo claro a quién iba dirigidos los beneficios de este nuevo libro, a la Asociación Española Contra el Cáncer de Cartagena, asociación que, por desgracia, muchos hemos conocido de cerca.

Aun siendo un proyecto solidario y habiendo empresas (pocas) dispuestas a colaborar en la publicación de este libro no ha sido suficiente para poder llevarlo adelante y apunto ha estado de quedarse en eso, un proyecto sin ver la luz. Sin embargo Juan Ignacio no se ha rendido y quería seriamente poder realizar la labor solidaria costara lo que costara, y ha decidido hacer una llamada a la ciudadanía para que se invierta el proceso. Todo aquel que quiera comprar un ejemplar puede adelantar el dinero y, así, conseguir la financiación para poder publicarlo.

Creo que el proyecto merece todo nuestro apoyo. Se consigue sacar a la luz parte de nuestra cultura, de nuestro patrimonio, y conseguimos apoyar una causa solidaria tan necesaria.

Por todo ello, desde aquí hago un llamamiento a amigos y conocidos para que se apunten al "carro" y echemos un cable a esta magnífica iniciativa.

Texto de la campaña:

COMPRA TU EJEMPLAR INGRESANDO POR ANTICIPADO 20 EUROS EN LA CUENTA DE LA CAIXA 2100 4056 7822 0011 7381 IBAN ES18 2100 4056 7822 0011 7381, ABIERTA ÚNICAMENTE CON ESTE FIN.

EL EJEMPLAR TE SERÁ ENTREGADO EL DÍA DE LA PRESENTACIÓN Y EN ÉL TÚ O LA PERSONA QUE DESEES APARECERÁ MENCIONADO COMO MECENAS DE LA INICIATIVA. EL PRECIO DE VENTA AL PUBLICO POSTERIORMENTE SERÁ DE 25 EUROS.

EL PLAZO DE INGRESO TERMINARÁ EL 1 DE MARZO.
NO OLVIDES EN EL CONCEPTO PONER TU NOMBRE Y APELLIDOS Y SI DESEAS ADQUIRIR MÁS EJEMPLARES EL NOMBRE Y APELLIDOS DE LA PERSONA QUE DESEAS QUE FIGURE.
AGRADEZCO SINCERAMENTE TU ESFUERZO.
SE RUEGA COMPARTIR LA PUBLICACIÓN PARA QUE NADIE QUE QUIERA SE QUEDE SIN COLABORAR
Juan Ignacio Ferrández Garcia.
Email juanignacioferrandez@gmail.com
645741042



Más información:

24 enero 2017

Finca Lo Triviño. Una vista diferente



La gran casona de la Finca de Lo Triviño, en la carretera de La Palma, en Cartagena, la he puesto alguna vez desde perspectivas más frontales. La casa tuvo numerosas ampliaciones desde la original que parece remontarse al siglo XVIII. Es de grandes dimensiones y hoy nos vamos a contemplarla en uno de sus laterales con la trasera.

Quiero mostrar una vista menos conocida y que nos deja ver el curioso porche trasero de influencias islámicas. A diferencia del resto de la fachada que es más bien sencilla, parece que aquí se ha querido recrear en la arquitectura de la casa, trabajando el aparejo del ladrillo prensado, también conocido como "bolillo" y la colocación de carpinterías en celosía con inspiraciones, como hemos dicho, islámicas. En el lado largo de la fachada, con orientación Sur, podemos ver las parras con las típicas bancadas que protegían la zona de estancia de la casa del resto de la finca. En esta pared también se conserva la inscripción del nombre de la finca: "Lo Triviño".

(C) JARM

18 enero 2017

Modernismo bajo la nieve



Hoy es de esos días históricos para una ciudad que quedarán en el recuerdo de todos los habitantes que lo hemos disfrutado. Ver nevar en Cartagena ha supuesto un acontecimiento para todos y que ha hecho que salgamos a la calle a fotografiar algo único.

En mi caso he podido contemplar cómo nuestro modernismo cambiaba, por una vez en la vida, de su imagen habitual. Os traigo una imagen de la cúpula del Gran Hotel nunca vista, en un temporal de nieve y con ella acumulada sobre el Zinc. En sus más de 100 años de historia sólo se ha podido ver así en dos o tres ocasiones, y nunca con esta intensidad.

Recordamos que el Gran Hotel, aunque comenzó a construirse en 1907 por el arquitecto vallisoletano Tomás Rico, no se culmina hasta 1910 bajo la batuta del tortosino Víctor Beltrí y se inaugura como hotel en 1916.

(C) JARM